Music

Los pioneros del High Energy en España

Conoce la historia de cómo este ritmo frenético llegó a España de la mano de unos pocos productores, djs y artistas innovadores
El género hoy conocido como High Energy fue un complejo  resultado de diversas innovaciones en la música disco de finales de los 70 combinada con los avances en los sonidos sintéticos de la época de músicos ajenos al panorama disco, como Jean Michel Jarre o Vangelis.

Tal y como nos narra hnrgmexico, fue en 1981 cuando estas experiencias cuajan de la mano de un nuevo genio de la música llamado Patrick Cowley que nos obsequió con uno nuevos temas en lo que logró conjuntar sonidos vanguardistas del sintetizador con la base de la música disco. En ellos encontramos una base mas renovada, mas rítmica y revolucionada; los sonidos acústicos del disco eran sustituídos por sonidos electrónicos, sonidos creados por el propio Cowley. Este giro radical quedó inmortalizado en su temazo Menergy ¡Si hoy todavía suena fresco, imaginad lo revolucionario y rabiosamente futurista que sonaría este musicón en una pista de baile de 1981!
A partir de este año, empiezan a surgir temas creados con la base de Cowley; temas realizados por artistas de todo el mundo, en donde destacaba otro genio estadounidense llamado Bobby Orlando, quien también tenía antecedentes como compositor, pero fué hasta 1982 donde despega su talento con el tema She has a way que causó sensación.

Otro gran tema de Orlando fué Shake it up, interpretado por quien a la postre, sería un verdadero señor del High Energy, el gran Divine. Otro gran aporte de Orlando fué la producción de grandes canciones del grupo The Flirts como Danger y Voulez vouz.

Otros grandes talentos que llevados de la mano y con temas de Cowley excitaron al mundo con energía fueron Paul Parker con el tema Right on target, Sylvester con Do ya wanna funk y Loverde con Die hard lover.

De Bélgica llegaba el talento de Fonny de Wulf, mejor conocido como Rofo, con un tema no menos legendario como Flashlight on a disconight. De Canadá el grupo Tapps de Alan Coehlo nos conmocionó con My forbidden lover. Pascal Languirnad de Trans-X con Living on video. Denis y Denyse Le Page de Lime con una serie de temas que aún guardaban el estilo disco: Your love y Come and get your love.

Por su parte James ‘tip’ Wirrick aportó temas como Backstreet romance interpretado por Loverde, Time bomb de Jeanie Tracey además de varios temas que realizó para Sylvester, a quien ya había producido en la época disco You make me feel y ya en la época High Energy le produjo un tema que sería un super clásico Don’t stop.

De Italia llegaron temas de calidad como Take a chance de Carrasco y Martinelli e interpretado por Bizzy & Co. You are a danger de Giombini-Miocini y cantado por Gary Low. De Inglaterra llegaban las producciones de Ian Levine, Stock-Aitken-Waterman, Ian Stephen con su éxito Catch me cantado por Marcia Raven.

Ya para 1983 el High Energy llegaba a todos los rincones del planeta y la música disco prácticamente se había extinguido.

Así como la transición de la música disco al High Energy duró varios años, así tardó en llegar su nombre. Fué entre 1983 y 1984 cuando en Inglaterra se ‘fabrica’ un tema, autoría de Ian Levine y Friancha Trench e interpretado por Evelyn Thomas; mismo que le diera el nombre oficial a esta música maravillosa. La canción se titulaba precisamente High Energy.
En el 83, mientras el estilo comenzaba a cuajar en todo el mundo y desplazar definitivamente a la clásica música disco, entro también en España de manos de la recién creada discógráfica Blanco & Negro, que fue la encargada de lanzar los pocos sencillos que verdaderamente se encuadran en el High Energy. El honor de ser los primeros de este efímero pero esencial movimiento les correspondió a la formación Jules Tropicana y su Come On.
Jules Tropicana fue un efímero grupo de estudio formado inicialmente por Ritchie Rauet, Sergio Oca y el camerunés Jules Bikoko en Barcelona. Su primer disco, el maxi ‘Come One’, fue además la primera referencia publicada por Blanco y Negro en 1983, sello que junto a Max Music, monopolizarían prácticamente la publicación en España del material high energy y posteriormente italodisco producido en Europa durante la década de los 80.

Con textos en inglés, Jules Tropicana fue uno de los poquísimos productos exportables de nuestro país, en un momento en que los únicos grupos electrónicos que habían traspasado fronteras eran Azul y Negro y algún que otro “caso extraño” como Esplendor Geométrico.

“Come On” es un trepidante tema disco electrónico, más enérgico y menos “baboso” que las producciones italo que ya empezaban a pulular, y más cercano a proyectos como Trans-X. Vendió en poco tiempo más de 10.000 copias en España y en toda Europa e incluso USA, cifra bastante respetable para un producto de estas características.
El segundo y, probablemente el último artista H-NRG en España antes de la llegada del italodisco fue Charly Danone que, en 1984 y también de la mano de Blanco & Negro, interpretó este Ain’t gotta Chance, un auténtico clásico para los amantes del género. El ritmo y el carácter trepidante y los diversos giros vocales de Charly (me encanta hacia el minuto 2:00 con esos cambios sucesivos en la colocación de la voz), lo covierten un un mítico momento de esos irrepetibles 80 y sus pistas de baile on fire!
En una próxima entrega os contaremos cómo estos sonidos derivaron en España hacia el italodisco y el eurodance, con un beat más lento, un carácter más suave e incluso romanticón, con grandes artistas como David Lyme o grupos como Squash Gang, Daydream y, por supuesto, el propio Charly ¡Nos vemos en los 80s!