Music

El eurodisco, el falso falsete y el pecho de Sabrina

De cómo el electro dance europeo se convirtió en fenómeno mundial hortera de cantantes-maniquí, con timos sonados y sujetadores insuficientes.
Avanzamos un año más en la crónica del electro dance llegando a 1987, momento en el que el ítalo disco, mutado del high energy, se sigue transformando, creando a una atmósfera aún más glamurosa si cabe —según el concepto de lo glamuroso de la época, claro—, con sonidos y un estilo general más sofisticado. Para hacernos una idea del concepto de lo que se consideraba ‘sofisticado’ en aquella época podemos recordar a los que en aquella época partían la pana y marcaban tendencia estética vestidor de Armani y a lomos de un Ferrari Testarrossa, en la mítica ‘Corrupción en Miami’:
Los que a nivel musical partieron la pana en todo el mundo, dentro del dance, fueron, sin duda, Modern Talking: Geronimo’s cadillac, Brother Louie, Chery chery lady…Los éxitos de este dúo alemán marcaron la banda sonora de los ochenta. Y sus integrantes, Thomas Anders y Dieter Bohlen, se forraron, vendiendo 120 millones de discos.

Sus temas, aún hoy, son imposibles de no ser bailados, y su estética sigue siendo absolutamente y, de forma extrema, simplemente hortera y muy muy gay. La afición del bueno de Dieter al bronceado combinado con los labios pintados de rosa brillante es sencillamente impagable, todo ello con la melena al viento de súper ventilador y bruma artificial estilo Purple Rain.

¡Qué momentazo para el sinth-disco, que se convirtió en fenómeno mundial!
Pero en el año 2001, cuando Anders y Bohlen ya estaban más que jubilados, se descubrió que no eran ellos quienes cantaban los pegajosos falsetes de sus canciones. Es más, el rubio del dúo no había entonado ni una palabra, y el moreno solo algunas partes. Los verdaderos intérpretes de sus coreados estribillos eran tres cantantes profesionales, llamados Rolf Köhler, Detlef Wiedeke y Michael Schol, que se mantuvieron en la sombra mientras los figurantes se llevaban la fama y la fortuna. Cuando se descubrió el pastel, los auténticos vocalistas intentaron en vano emprender una carrera como trío, bajo el nombre de Systems in Blue, pero se estrellaron en el intento.

Este episodio de playback descarado y penoso fue el precedente del más sonado de todos, protagonizado sólo un año después por los célebres y guapísimos Milli Vanilli. Estaba claro que en aquella época lo que primaba era lucir palmito y el talento musical era absolutamente irrelevante. Que se lo cuenten si no a la señora Sabrina Salerno que provocó admiración mundial por su inigualable talento natural… sobre todo en sus partes más ‘esféricas’ que, durante tres segundos, consiguieron paralizar, en la nochevieja de 1987, a todo un país.
En aquella noche, esa España que creía haberse sacado de encima el conservadurismo tras una década jugando a ser ultramoderna estaba a punto de recibir una sorpresa. Sabrina Salerno (Génova, 1968), una de las estrellas del año en toda Europa gracias a un éxito italodisco llamado Boys (Summertime Love), era una de las estrellas invitadas a Super 88, el programa nocturno con el que la RTVE de Pilar Miró daba la bienvenida al nuevo año. Con aquel ajustado corpiño, era imposible contener aquella anatomía de 19 años que se empeñaba en ver la luz, y los realizadores de TVE decidieron, no sólo no cortar aquellos segundos gloriosos, sino emitirlos a cámara lenta y con el signo de R(petición) incluido, como en las mejores jugadas deportivas. Total, también se trataba de cosas esféricas en movimiento.

En este punto de éxito mundial de este eurodisco, la editorial Blanco & Negro, que en los primeros ochenta fue pionera y exitosa a nivel europeo en el dance electrónico, no quiso dejar de subirse al carro en este nuevo paso del proceso evolutivo de este género  musical. Y, como no, uno de los artistas con los que lo esta discográfica se lanzó al eurodisco fue Charly Danone, que reapareció con este ‘You Can Do It’, un colorido tema en el que Charly sigue evolucionando en su interpretación vocal que, si os fijaos, es completamente diferente en cada uno de sus sencillos, lo que demuestra la versatilidad de este artista.

¡A bailar!

Author


Avatar